Muxuq Nina

las visiones del muxuq nina

Retorno: Regresamos, reencendemos y refrescamos a lo sagrado y desde ahí convocamos a la:


Unidad: Somos la vida del otro. Dependemos de nosotros. Nuestra unión hace la fuerza. Caminamos el proceso de unidad con el horizonte de la:


Libertad: Nuestra unidad nos lleva a la libertad. Caminamos el camino de la liberación individual y comunitaria en cuerpo, alma, espíritu y mente, de la dominación globalista-elitista-des-humanista y sus estados coloniales, su programación, su cultura y sus fábricas de contaminación masiva y expropiación de vida. Somos libres cuando somos responsables de nosotros mismos y alcanzamos la autonomía plena y pluridimensional.

Diversidad: Vivimos el pacha de la diversidad. Cultivamos en nosotros y en nuestras vidas la diversidad de prácticas, culturas, lenguajes y formas en:


Armonía: De la diversidad recaudamos y en lo fugaz representamos una sincronía y similitud armonizante que genera:


Abundancia: En armonía con la madre vida fomentamos, cultivamos y vivimos en la abundancia para concentrar:


Riqueza: Vivimos la riqueza y el enriquecimiento en todas las dimensiones para trascender a lo intangible. Al hacerlo ponemos los tesoros al:

Servicio: La riqueza nos da la fuerza para ponernos al servicio de la transformación plena de nuestra humanidad, llevando nuestro actuar a todos los ámbitos, foros y tribunales para lograr con él el poder de la verdad y la justicia.

principios

REUNIÓN- Muxuq Nina se basa en el principio de la reunión en forma de círculo alrededor del fuego de los conocimientos, espiritualidades, energías, divinidades, sabidurías y culturas del gran continente Abya Yala. Es el llamado a la reunión de las diversas espiritualidades y cosmovisiones originarias del Abya Yala para conformar una unidad en la diversidad.

INTEGRACIÓN- Muxuq Nina busca el consenso y diálogo entre las culturas del continente y su integración en la búsqueda de una raíz y un destino en común. Hecha la integración del Abya Yala, esta abre los brazos a todos los pueblos, culturas y cosmovisiones del planeta y busca integrarlas, así como a todos los seres humanos considerándolos como una sola familia.

REENCENDER- Muxuq Nina es el espíritu que busca reencender la llama de la espiritualidad ancestral de los pueblos originarios del continente y hacerla relevante en el despertar de la humanidad hacia una nueva era dorada.

RENOVACIÓN- El principio del fuego nuevo se basa en la noción de que ha llegado el tiempo en que es necesario renovar y replantear todos los aspectos de la vida humana. Los fundamentos de la cosmovisión, filosofía, religión y ciencia de todas las culturas necesitan ser revisados, replanteados y actualizados a un nuevo tiempo, un nuevo ciclo. Concebimos que estamos en los albores de una nueva era. Como principio del fuego, como humanidad estamos en la urgente necesidad de resurgir dentro de una realidad más actualizada con los principios de la verdad, el amor, la paz y la armonía. Muchas de las verdades que se creen absolutas y sagradas, desde una perspectiva actualizada, pueden tener enormes fallas y carecer de autenticidad y verdad.

Por otro lado muchos de los antiguos acuerdos o pactos de poder que realizaron los antiguos sabios y antiguas humanidades ahora son obsoletos y deben ser replanteados, un nuevo acuerdo debe surgir. Muxuq Nina pretende ser el imán que atraiga estos acuerdos y a partir de ellos se pueda construir el proyecto de una nueva humanidad.

El objetivo del Fuego Nuevo es indicarnos el camino a seguir para la construcción de una humanidad actualizada y libre de las antiguas limitantes y experiencias que la llevó a un periodo de alejamiento de la libertad, la verdad, el amor, la paz y la armonía.

PRINCIPIO MASCULINO- El principio masculino es la investigación, recopilación, integración y renovación de las epistemologías del continente Abya Yala y la creación de métodos y modelos epistemológicos, espirituales, científicos, tecnológicos, culturales, educativos, comunitarios, políticos, alimentarios, de justicia y económicos basados en lo investigado bajo los principios del Fuego Nuevo. Aplicamos el principio masculino a todo lo que hacemos.

PRINCIPIO FEMENINO- El aspecto femenino de Muxuq Nina es aquel que se basa en el alumbramiento del principio masculino en el plano terrenal. Es la puesta en práctica de los conocimientos, sabidurías y culturas recopiladas y renovadas. El principio femenino exige que aquello que produce la parte masculina sea puesto en práctica y se refleje en el plano terrenal para que tenga validez. Aplicamos el principio femenino a todo lo que hacemos.

PRINCIPIO PLURAL, MULTIDIMENSIONAL- El principio de madre y padre, dan a luz al hijo. Es el hijo el que trae la luz sobre la dualidad, y por lo tanto crea la noción de la pluralidad y multidimensionalidad, en la cual ningún punto de vista es absoluto, sino que es relativo a las demás perspectivas y la dimensiones desde donde se le mire.

Bajo este principio se establece que Muxuq Nina es lo que esperamos sea uno de entre muchos movimientos similares. Consideramos que Muxuq Nina es una célula más que se procrea de una energía nueva que busca manifestarse en distintos lugares y de distintas maneras. De esta manera somos La Semilla de un Nuevo mundo pero a su vez esperamos que existan otras semillas también.

El principio plural nos evita el monismo y la hegemonía, nos invita a la inclusión y nos abre a la verdadera naturaleza: la diversidad. Aplicamos el principio plural a todo lo que hacemos.

PRINCIPIO DEL EQUILIBRIO- Aquello que es masculino debe equilibrarse con lo femenino. Todos los conflictos pueden ser resueltos mediante la búsqueda del equilibrio. Aplicamos el principio del equilibrio a todo lo que hacemos.

PRINCIPIO DE TRANSPARENCIA- La conciencia elevada permite percibirlo todo. Hablar lo que nuestro corazón siente y lo que nuestra mente piensa sin ocultar. La era del ocultismo debe terminar y el conocimiento ocultado debe retornar a todos. Aplicamos el principio de la transparencia a todo lo que hacemos.

PRINCIPIO DE MOVIMIENTO- El evento de la existencia es creado por el encuentro de las fuerzas creadoras, todo lo que existe es movimiento, nada está estático. Bajo éste principio, nuestros principios, visiones y metas están en constante crecimiento. Todo es cíclico, nada es lineal. La cristalización no debe desequilibrar el flujo de movimiento. Aplicamos éste principio a todo lo que hacemos.